Sin lugar a dudas, por la fuerte inversión tecnológica en equipamiento quirúrgico laparoscópico y la capacitación del recurso humano (instrumentadores, anestesiólogos y cirujanos), la cirugía digestiva realizada en forma laparoscópica en nuestro ámbito laboral, es el mayor avance quirúrgico de los últimos diez años.

Con detallados protocolos de admisión, anestesia y recuperación postoperatoria inmediata, es posible, en forma ambulatoria, la cirugía de la vesícula biliar y de las hernias inguinales con sorprendentes resultados y rápida restitución a la actividad laboral y deportiva. Hoy el paciente, en no más de ocho horas, es internado, operado, recuperado de su anestesia y dado de alta para seguimiento en consultorio con su patología resuelta.

El otro gran avance en nuestro medio es la cirugía laparoscópica del colon  en enfermedades como: divertículos colónicos, tumores de colon y recto, colitis ulcerosa, constipación crónica y prolapso rectal. Podemos ofrecer a los pacientes los mismos resultados que con la cirugía tradicional (cirugía abierta) pero con cortos tiempos de internación y pronta reinserción laboral para una operación de intestino.

Los beneficios de la técnica laparoscópica en la cirugía colónica son muchos más que una herida pequeña y que un tema estético; son la clara reducción del tiempo de internación, la disminución de la analgesia postoperatoria a la mínima expresión y la pronta ingesta de líquidos y sólidos.

CategoryCirugía General

Para emergencias llamar:         809-554-3495