Cada día se realizan miles de intervenciones quirúrgicas cardíacas en los Estados Unidos. De hecho, en un año reciente se realizaron 500.000 operaciones de bypass coronario. A pesar de la escasez de órganos de donante, en 2012 más de 2300 personas recibieron un trasplante de corazón.

Dos adelantos importantes en medicina hicieron posible la cirugía cardiovascular:

  • La máquina de circulación extracorpórea, que asume las funciones del corazón.
  • Las técnicas de enfriamiento corporal, que permiten prolongar el tiempo de la intervención sin causar daño cerebral.
perfusion_web
Los perfusionistas operan la máquina de circulación extracorpórea durante una intervención de corazón abierto.

¿Qué es la máquina de circulación extracorpórea?

La máquina de circulación extracorpórea también se denomina máquina de derivación cardiopulmonar. Asume las funciones del corazón encargándose de la acción de bombeo y oxigenando la sangre. De esta manera, el corazón permanece inmóvil durante la operación, lo cual es necesario para abrir el corazón (cirugía de corazón abierto).

Cuando el paciente está conectado a una máquina de circulación extracorpórea, ésta realiza las mismas funciones que realizarían el corazón y los pulmones. La máquina transporta la sangre desde la cavidad superior derecha del corazón (la aurícula derecha) a un recipiente especial denominado «oxigenador». Dentro del oxigenador las burbujas de oxígeno se mezclan con la sangre y se introducen en los glóbulos rojos. Esto hace que la sangre cambie de color rojo oscuro (pobre en oxígeno) a rojo vivo (rica en oxígeno). A continuación, un filtro retira las burbujas de aire de la sangre rica en oxígeno y la sangre pasa por un tubo de plástico hasta llegar al principal conducto de sangre del organismo (la aorta). Desde la aorta, la sangre llega al resto del organismo.

La máquina de circulación extracorpórea puede suplir las funciones del corazón y los pulmones por varias horas. Del funcionamiento del equipo de circulación extracorporal se encargan los auxiliares de perfusión, que se especializan en el flujo sanguíneo.

¿Qué son las técnicas de enfriamiento?

Las técnicas de enfriamiento permiten detener el corazón durante períodos prolongados sin dañar el tejido cardíaco. Las temperaturas bajas evitan que el tejido cardíaco se dañe porque reducen la necesidad de oxígeno del corazón.

El corazón puede enfriarse de dos maneras:

  • La sangre se enfría al pasar por la máquina de circulación extracorpórea. A su vez, esta sangre enfriada reduce la temperatura corporal al introducirse en el organismo.
  • Se baña el corazón en agua salada (solución salina) fría.

Cuando el corazón se ha enfriado se enlentece y se detiene. La inyección de una solución especial de potasio en el corazón puede acelerar este proceso y detener el corazón por completo. De esta manera, el tejido cardíaco no sufre daños durante unas 2 a 4 horas.

Una intervencion de bypass coronario vista desde la copula de observacion

Una intervención de bypass coronario vista desde la cúpula de observación.

 

CategoryCirugía General

Para emergencias llamar:         809-554-3495